¡Quien tuviera unos manolos!

Hola chic@s hoy vengo a hablaros de unos zapatos por los que siempre he tenido curiosidad y que tanto verlos y oir hablar de lo maravillosos que son me ha creado las ganas de algún día con muchísima suerte conseguir unos ¿Sabéis de que zapatos hablo? Pues de unos manolos unos zapatos de Manolo Blahnik. 


Primero os voy a poner en antecedentes de este hombre que desde una plantación de plataneras terminó como diseñador de zapatos. Su biografía es de lo más interesante.
Manolo Blahnik es hijo de padre checo y de madre canaria. Nació en la isla de La Palma y creció entre las plantaciones de plataneras propiedad de sus padres. Empezó Derecho internacional en Ginebra, pero pronto se orientó hacia los estudios de Arquitectura y Literatura en esa misma ciudad; los abandonó un año para mudarse a París con la intención de estudiar arte. En 1970 se instaló en Londres, donde consiguió trabajo como fotógrafo en el Sunday Times. Rápidamente se introdujo en el mundo de la moda, haciendo amistad con personajes como Eric Boman o Paloma Picasso. Ésta le presentaría en 1971 a Diana Vreeland, editora de Vogue USA, quien le encauzaría hacia su futuro como diseñador de zapatos.


En 1973 abrió su primera tienda de calzado, Zapata, en Old Church Street Chelsea, Londres. En 2012 había realizado ya más de 25.000 pares distintos de zapatos, pero, perfeccionista compulsivo, todavía sigue buscando un modelo perfecto; sus creaciones tardan meses en realizarse y originan kilométricas listas de espera porque sólo se confeccionan 80 pares al día. Él es el único que dibuja sus bocetos, los esculpe a mano en madera de arce y los pinta y recorta personalmente. Una vez hecho el prototipo, los envía a Italia -cuna de los zapateros más expertos del mundo- para que superen más de 50 procesos de producción. Y además se los prueba él mismo, costumbre que mantuvo hasta que se rompió los ligamentos y los médicos se lo prohibieron. No sigue las tendencias: crea piezas que sobrepasan el concepto de moda para convertirse en obras de arte; su innovación se debe a la mezcla de estilos y referencias artísticas del pasado. Colores preciosos, texturas, tejidos y formas que hacen experimentar la misma sensación que si admiraras un cuadro, y cierta teatralidad en cada detalle, incluidos los nombres con los que bautiza sus creaciones, son su sello característico.
Hoy en día reside en Bath y sus zapatos, conocidos como "manolos", son vendidos a precios de entre 500 y 4.000 dólares, en las pocas boutiques oficiales del diseñador o en lujosas tiendas departamentales.
Eso no quita que como para todo puedes encontrar imitaciones bastante buenas de sus famosos zapatos. La diferencia la encontramos por ejemplo en las cajas. Las de Manolo Blahnik siempre suelen ser blancas y con su nombre en la parte superior. Pero de todas maneras también existen Oulet de sus zapatos aunque no hay muchas y los precios aún así son bastante elevados, pero a quién le importa que no sea de la temporada, Manolo Blahnik como el mismo dice no sigue tendencias el hace sus creaciones a su gusto así que sus zapatos nunca pasan de moda.
Haceros a la idea que unos manolos nos pueden costar entre los 1.100 euros a los 6.000 euros, dependiendo del modelo.


La calidad de estos zapatos no se puede cuestionar. Tanto las suelas como el forro son de cuero y no lleva nada en material sintético. Si ves unos zapatos con su nombre y te das cuenta que lleva algo sintético, cuidadín porque seguro que no son auténticos. Además en la punta del talón siempre tienen los auténticos como un tapete negro un poco más grande que el talón. 
La altura de sus zapatos clásicos siempre es 7'5, 9 o 10 cm, es otro de sus detalles personales. 
Es sorprendente como este hombre se ha convertido en un referente en lo que a zapatos se trata y tiene auténticas fans entre las famosas del mundo entero.
Si eres afortunada y puedes darte el capricho de unos de sus zapatos solo podemos adquirirlos en sus tiendas oficiales o en su tienda online, la pena que solo sirve a USA y Japón.

Todas conocemos famosas enamoradas de sus zapatos, Paloma Picasso admitió que se sentia desnuda sino llevaba unos "manolos" en los pies, Victoria Beckam confesó que si su casa ardiese lo primero que rescataría serían sus "manolos". Madonna en cambio los considera "mejor que el sexo y duran más" y por supuesto la que ha hecho que sus modelos den la vuelta al mundo, la protagonista de Sexo en Nueva York Sarah Jessica Parker. ¿Pero que tienen estos zapatos que vuelve locas a todas?


Y vosotras ¿qué pensáis de los "manolos"? ¿Os gustaría tener algún día unos?
Un besito y os veo en mi siguiente post.


22 comentarios:

  1. Pues coincido contigo, como gran amante de los zapatos, repito...quien los tuviera!! Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Desde luego son preciosos e incluso he leído que son de tanta calidad que pese al taconazo no son incómodos...pero eso tendría que probarlo yo, porque desde luego el tacón alto y fino me impone mucho jajaja
    BESOS!

    ResponderEliminar
  3. Esos taconazos y yo seguro que no nos llevaríamos bien, pero a diseños bonitos y femeninos no hay quien les gane! saludos!

    ResponderEliminar
  4. Sooonnn muy lindos!....mi madre tiene unos, se los regalo una prima que viaja seguido a Islas Canarís, debió traerme unos ami XD jajajajaj, son preciosos.

    ResponderEliminar
  5. Islas Canarias, de Chile hacia allá. atraviesa la mitad del mundo XD......

    ResponderEliminar
  6. hola guapa!!!son todos preciosos!! loubotin y los manolo son mis deseados!!!jeje besines!!!

    ResponderEliminar
  7. As usual phenomenal post! You are a champion!
    I can see that you love what you are doing!
    Thanks for posting! Love you :-*

    I show 20 ideas for hairstyles DIY - maybe you'll find something for yourself? ;-)



    Regards,
    Katherine Unique



    ResponderEliminar
  8. La verdad es que hace maravillas, tiene unos diseños muy bonitos, y caros tambien.

    ResponderEliminar
  9. Me encantaría tener unos, lo reconozco, son preciosos!!! Un beso!!!

    ResponderEliminar
  10. Son preciosos!!!
    Espero pronto tener uno de esos
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Aún sin ser muy de mis estilo (porque son quizás un poco clásicos) he de decir que si, me haría su "gracia" tener unos ^^ y como han dicho más arriba sobretodo para comprobar lo tan cómodos que dicen que son, porque no aguanto ni medio minuto con unos tacones puestos!

    ResponderEliminar
  12. Son muy bonitos!!!! pero su precio es excesivo para mi bolsillo así que como soy bastante práctica no suelo pensar en tener cosas que no voy a poder comprar!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Eso digo yo! ¡Quién los tuviera! Son preciosos todos. Un besote

    ResponderEliminar
  14. Pues claro que me encantaría tener unos. ¡Son preciosos!

    Besos

    ResponderEliminar
  15. ya te digo que me gustaria....
    Un besote

    ResponderEliminar
  16. Great post!!! Aren't those shoes just BEAUTIFUL!!!! Thx for sharing the interesting history about Blahnik.
    xox
    Lenya
    FashionDreams&Lifestyle

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Son preciosos!! Pero lamentablemente tienen precios prohibitivos para mi. ¡¡Quién los pudiera tener!! Besos.

    ResponderEliminar
  18. los primeros son una pasada de bonitos

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  19. sin palabras, ojalá tuviera unos manolos! jeje un besazo!

    ResponderEliminar
  20. Quien los tuviera, sí! Soy fan de los manolos y de Carrie y de los zapatos de firma, pero no puedo tenerlos! Me ha encantado el post.

    http://lachicadelmilenio.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Cuéntame que te ha parecido la entrada, me encanta leer todas vuestras opiniones, todas ayudan a que mi blog madure y vaya mejorando.
¡Gracias por comentar!
Por favor no dejes ningún link en el comentario, yo te visitaré a través de tu perfil. Los comentarios con links serán eliminados.

Blogging tips